The Law of Gravity / La Ley De La Gravedad

La versión español está después de la versión inglés.

WHILE ENJOYING AN evening out with our friends Tynan and Elena, we somehow got on the subject of gravity, age, and women's breasts. San Geraldo told the story of how when he was 15 and traveling from South Dakota to California with his family, his grandmother, a generously proportioned woman, was in her motel room in her nightgown and when she sat, he was mortified to see the tip of her breast peeking out from beneath her nightgown.

I had heard this story before and never thought much of it until Tynan blurted, "Beneath her nightgown"? How big were they?!?"

San Geraldo explained, "Well the nightgown reached to well below her knees."

'What?!?' I thought. "What?!?" Elena howled. That's not possible!"

We finally determined — after all these years — that what San Geraldo saw was not a nipple at all but likely the knot of his grandmother's rolled down nylon stockings.

But wait! There's more!

While still on the subject of sagging breasts, San Geraldo asked, "Can they really sag down to your waist?" Elena said, "Well, if they're big enough and heavy enough, of course."

"But, what do you do with them? Do you roll them up?" San Geraldo asked. And then still unfortunately thinking aloud, "Well, I suppose they could pleat them so the nipple stays on the outside."

I'm pretty sure he was kidding about the pleats.

MIENTRAS DISFRUTAMOS DE una velada con nuestros amigos Tynan y Elena, de alguna manera abordamos el tema de la gravedad, la edad, y los pechos de las mujeres. San Geraldo contó la historia de cómo cuando tenía 15 años y viajaba de Dakota del Sur a California con su familia, su abuela, una mujer generosamente proporcionada, estaba en el cuarto de su motel con su camisón y cuando ella se sentó, él se sintió mortificado al ver la propina de su pecho asomando por debajo de su camisón.

Había escuchado esta historia antes y nunca pensé mucho en ella hasta que Tynan dijo: "Debajo de su camisón". ¿Qué tan grandes eran?!? "

San Geraldo explicó: "El camisón llegó muy abajo de sus rodillas".

'¿¡¿Qué?!?' yo pensé. "¿¡¿Qué?!?" Elena aulló. ¡Eso no es posible!"

Finalmente, después de todos estos años, determinamos que lo que San Geraldo vio no era un pezón sino el nudo de las medias de nailon enrolladas de su abuela.

¡Pero espera! ¡Hay más!

Mientras seguía con el tema de los senos caídos, San Geraldo preguntó: "¿Realmente pueden caérsele hasta la cintura?" Elena dijo: "Bueno, si son lo suficientemente grandes y pesados, por supuesto".

"Pero, ¿qué haces con ellos? ¿Los enrollas?" San Geraldo preguntó. Y aún así desafortunadamente pensando en voz alta: "Supongo que podrían plegarlos para que el pezón se quede afuera".

Estoy bastante seguro de que él estaba bromeando sobre los pliegues.


AT 15 (AND STILL TODAY), SO MUCH TO LEARN.
A 15 AÑOS (Y TODAVÍA HOY), TANTO PARA APRENDER.

Labels: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,